Blogia
muchorusoenrusia

EL HORROR... EL HORROR

EL HORROR... EL HORROR Hace ya tiempo, había leído en un fanzine, un reportaje al respecto de Colonia Dignidad, lo que allí se decía me pareció sumamente extraño por lo que no de di mayor credibililidad, pensando que se trataba de una broma de mal gusto. La sorpresa me la he llevado esta semana cuando he leído el caso de Colonia Dignidad (o Villa Baviera que es como le llamarían después) en la prensa escrita. Para quienes no estén al día de la noticia les daré una cuantas pinceladas. Todo comienza en 1961 cuando Paul Schaefer, un cabo del ejercito nazi se instala en Chile huyendo de la justicia. Allí organizó lo que sería su reino particular adquiriendo un terreno de más de 15.000 hectáreas al que acudieron unos 300 emigrantes alemanes, siguiendo a Schaefer por su talante de líder y creyendo en él hasta llegar al límite de tomarlo por un profeta. No tardó en someter a aquella colonia de alemanes a su peculiar régimen tiránico, estos trabajaban de sol a sol, prohibió todo tipo de conexión con el exterior, prensa, televisión, radio ya tan solo podían leer la Biblia aunque censuró todos los pasajes que hacían alguna referencia al sexo. Schaefer en Alemania ya estaba considerado un peligroso pedófilo y en Chile consiguió dar rienda suelta a todas sus depravaciones, según cuentan ha sido el mayor pedófilo de la historia en Chile, violó a todos los niños varones de entre 6 y 14 años que ingresaron en la colonia o aquellos que nacieron allí o bien fueron adoptados, allí formó una especie de juventudes hitlerianas para poder abastecerse, según cuentan abusaba de varios niños todos los días.
Durante la dictadura de Pinochet la colonia se usó como centro de tortura y el mismo Schaefer recriminaba a los agentes de la DINA, la policía de Pinochet, por que no se ensañaban lo suficiente con los presos. La colonia con el tiempo se convirtió en un estado dentro del mismo estado chileno, tejiendo una red de empresarios, políticos y militares que por intereses propios hacían la vista gorda. Fueron pocos quienes consiguieron escaparse de Colonia Dignidad, lo que posteriormente llevó a la caída del particular imperio del sádico Schaefer, provocando su huída y siendo requerido por la justicia. Actualmente tiene 83 años, se ha convertido en un anciano sonriente que se mueve en una silla de ruedas. Durante estos días está siendo juzgado en Chile.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres