Blogia
muchorusoenrusia

LA CORBATA COLOMBIANA II (WATERMELON PLANET)

LA CORBATA COLOMBIANA II (WATERMELON PLANET) Si hace días que no se pasean por este blog, léanse antes el post anterior.
Continuo por donde les abandoné hace dos días.
Recientemente he podido conseguir el único disco que publicó P.J. Me lo encontré en un mercadillo de Barcelona, allí abandonado y sin que nadie supiera de la leyenda negra que le acompañaba. La formación de P.J se llamaba "Dinamo Sex" y el disco se tituló "Watermelon Planet". Esto se lo cuento por si se tropiezan con esa joya no la dejen escapar, pues no solo desprende morbosidad escuchar los solos de P.J si no que además se trata de un excelente disco de rock que pasó por unas pocas tiendas de vinilos sin apenas hacerse notar. A pesar del interés que puso en la publicación del disco, la heroína pudo más que su afición musical y empezó a trapichear junto con F. En un principio para pagarse su propio consumo, pero el negocio daba bastantes buenos resultados y empezaron a traficar con una banda de colombianos. P.J viajaba varias veces al año a Colombia, donde arreglaba las entregas y una vez en España, se encargaba de distribuirlas a varios camellos y estos a su vez a otros camellos. La bonanza no duró mucho, ya que dos o tres años después P.J y F. fueron apresados en la aduana española. A P.J le cayeron un total de seis años y a F. dos. Durante el tiempo que P.J pasó en la prisión contrajo anticuerpos del sida, enfermedad que desarrolló poco tiempo después de haber salido de la trena. Por entonces, F. ya llevaba dos años buscándose la vida en la calle, había conseguido reunir a gran parte de la organización que antiguamente había liderado junto con P.J pero F. no era un tipo del que te pudieras fiar fácilmente, así que empezó a hacer negocios por su lado. Cortaba el caballo más de la cuenta y se quedaba con una parte de la mercancía para revenderla sin que los colombianos supieran nada. Cuando P.J estuvo en la calle se reunió con F. quien seguía haciendo prosperar el negocio a las espaldas de todos. La estafa no duró mucho tiempo, ya que los colombianos no tardaron en enterarse de los negocios sucios de F. en España, así que enviaron a dos sicarios para liquidar el negocio.
Según contó la policía, a P.J y F. les cortaron el cuello y por la incisión que habían realizado en la traquea les sacaron la lengua, por lo visto una práctica habitual entre narcos y que llaman "la corbata colombiana". Ambos murieron asfixiados. Posteriormente llevaron sus cuerpos a un descampado y allí los metieron en un coche al que prendieron fuego.
La historia apareció más o menos así en la prensa local hace pocos años. La investigación no trascendió al considerar la muerte de P.J y F. como un ajuste de cuentas entre narcotraficantes.
Yo me preparo para escuchar otra vez el vinilo de los "Dinamo Sex" que si no han tenido oportunidad de escucharlos nunca, no sabrán lo bien que suena.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres